Solo Lideres

Pablo Picasso y Antonio Banderas: Genialidad Malagueña

Uno quedó en la historia de las artes plásticas gracias a su visión innovadora y su talento inigualable. El otro se ganó el corazón de millones de admiradores en todo el mundo por su capacidad actoral, su buena presencia y su carisma. A ambos los une la misma tierra natal, Málaga, y una serie de TV que se convirtió en un éxito.

Esta es la historia de Pablo Picasso y Antonio Banderas, dos españoles que con argumentos diferentes, lograron cosechar elogios y aplausos a nivel internacional y se transformaron en íconos artísticos.

El 8 de abril de 1973, cuando Pablo Picasso falleció, Antonio Banderas aún no había cumplido 13 años de edad. El pintor y escultor se despedía del plano terrenal con un rico legado que le garantizaba un lugar de privilegio en la historia del arte; el adolescente, en cambio, todavía tenía un largo camino por recorrer antes de forjarse un nombre reconocido por multitudes.
En ese momento, el único punto en común entre ambos era Málaga, su lugar de origen. Ya había en Banderas, claro, una necesidad de expresarse que con el tiempo canalizó a través de la actuación. El destino quiso que, casi medio siglo después, Antonio se enfrente al desafío de poner su cuerpo y su voz para encarnar a Pablo en una serie de televisión. Así se fusionaron los caminos de dos leyendas malagueñas.

De la realidad a la ficción

National Geographic está detrás de este “encuentro” entre Banderas y Picasso. La cadena presentó el año pasado una serie basada en la vida de distintas personalidades reales, dirigida por Ken Biller y Noah Pink y producida por Ron Howard y Brian Grazer: “Genius”. En su primera temporada, el programa estuvo dedicado al físico Albert Einstein, interpretado por Johnny Flynn y Geoffrey Rush en las distintas etapas de su existencia.
En 2018, se decidió centrar la propuesta en el artista español y el elegido para darle vida fue el actor que nació en su misma ciudad. Cuando el 24 de abril se emitió el primer capítulo, muchos espectadores quedaron impactados por el parecido físico entre ambos.
Esa semejanza no es tanto obra de la naturaleza, sino más bien mérito de los expertos en maquillaje que dedicaron cinco horas de cada jornada de grabación a modificar la apariencia de Banderas para que adquiriera rasgos propios de Picasso. El actor, con el cabello teñido y alisado, aportó su capacidad interpretativa para reproducir expresiones, gestos y tics del pintor.
La estrella que brilló junto a Pedro Almodóvar explicó en diversas entrevistas que, en “Genius”, se muestra a un Picasso ya anciano que repasa sus vivencias. Los diez capítulos están basados en una ardua investigación que desarrolló el director y guionista Biller con la intención de darle visibilidad al artista y al ser humano en todas sus dimensiones, incluyendo sus luces y sus sombras. Cabe destacar que el propio Biller manifestó que, más allá de narrar hechos reales, la finalidad de la propuesta televisiva es entretener al público, aunque sin faltar a la verdad.
La miniserie se rodó en España, Francia, Hungría y Malta. Estrenada en abril de este año, se exhibió en más de 170 países y tuvo traducción a 43 idiomas. Las cifras demuestran la trascendencia de un emprendimiento que logró reunir a dos figuras españolas de fama global.

El padre del cubismo

Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz Picasso: ese, afirman diversas fuentes bibliográficas, era el nombre que aparecía en el certificado de nacimiento del genio que quedó en la historia como Pablo Picasso. Su padre, José Ruiz y Blasco, era profesor de dibujo y fue quien lo guió en sus primeros pasos con el pincel. De su madre, María Picasso López, terminó tomando su primer apellido para firmar sus cuadros.
El interés por el arte estuvo siempre presente en él. En 1890, con apenas 9 años, pintó su primera obra: “El picador amarillo”, de temática taurina. Así empezó a transitar un sendero que lo llevó por diversos estilos y lo consagró sobre todo como el máximo responsable del desarrollo del cubismo.
Los problemas económicos de la familia hicieron que Picasso pronto se aleje de Málaga. De este modo empezó a desarrollar su carrera en La Coruña. También vivió un tiempo en Madrid, aunque Barcelona y París fueron las ciudades que más lo marcaron.
VER NOTA COMPLETA EN REVISTA SÓLO LÍDERES Nº 72



Texto: Redacción Sólo Líderes