Solo Lideres
Mapuguaquén, un parlante que combina tecnología y tradición ancestral

Mapuguaquén, un parlante que combina tecnología y tradición ancestral

El trabajo artesanal y la innovación tecnológica se fusionan en este dispositivo sorprendente inspirado en la cultura mapuche y desarrollado en Alemania

Hay elementos que parecen opuestos: tradición y modernidad, lo artesanal y lo industrial… Sin embargo, con creatividad y talento, las piezas más disímiles pueden acoplarse a la perfección y dar lugar a algo nuevo.

El Mapuguaquén es un producto que evidencia el potencial de este tipo de fusiones. Se trata de un parlante que se inspira en la cultura milenaria del pueblo mapuche, pero incorporando la tecnología más avanzada.

El nombre de esta creación significa “Sonido de la Tierra” en mapudungún. Pablo Ocqueteau y su esposa Philine von Düszeln fueron quienes se propusieron llevar a cabo una “re-evolución artesanal”, según sus propias palabras, para que las técnicas ancestrales recuperen el protagonismo en un mundo cuya industrialización parece avanzar sin pausa.

La idea nació en la Región del Biobío, en Chile, mientras que el desarrollo técnico y acústico fue realizado en Alemania. Con el apoyo financiero de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y del Fondart de Chile, más dinero reunido a través del crowdfunding, se juntaron los fondos necesarios para la puesta en marcha del emprendimiento.

Es importante destacar que cada parlante es hecho a mano. Entre los materiales que se emplean en la producción, aparecen madera, lana y arcilla, todos biodegradables. Mostrando su respeto por el medio ambiente, Ocqueteau y von Düszeln se comprometieron a plantar un árbol autóctono en el sur de Chile por cada portavoz vendido.

Los conos y las tapas de madera de avellano y raulí resultan perfectos para la resonancia. La lana y el cuero, en tanto, garantizan el aislamiento acústico. Una vasija de greda (un tipo de arcilla) hecha por alfareros chilenos, por último, le confiere estructura al altavoz y le da su particular apariencia.

La primera edición del Mapuguaquén es limitada: cada una de los artículos se encuentra numerado. Así, el comprador tiene la certeza de que se lleva un producto único e irrepetible. El objetivo de los impulsores es que la iniciativa siga creciendo y fortalecer la comercialización sin descuidar las características distintivas de este asombroso parlante.
 



Texto: Redacción Sólo Líderes