Solo Lideres
Miluna, un hotel a cielo abierto en Toledo

Miluna, un hotel a cielo abierto en Toledo

En septiembre comenzará a funcionar un establecimiento hotelero que, por sus características peculiares, promete causar un gran impacto en España: sus huéspedes dormirán en burbujas bajo las estrellas.

 Hasta hace poco tiempo, Hormigos era un pueblo poco conocido más allá de los límites de la provincia española de Toledo. El pequeño municipio, de hecho, estaba lejos de ser un atractivo turístico a nivel internacional. Sin embargo, una iniciativa promete cambiar su realidad a partir de septiembre.

En dicho mes abrirá sus puertas Miluna, un hotel que seguramente llamará la atención de los viajeros más aventureros y curiosos. El motivo: sus habitaciones serán burbujas (o “lunas”, como indican los responsables del proyecto) con techos y paredes transparentes para contemplar el entorno natural.

La razón de la elección de Hormigos como sede de este emprendimiento obedece a la ubicación del pueblo, alejada de la contaminación lumínica y del ruido de las grandes ciudades, pero a su vez a apenas 90 kilómetros de Madrid. Desde la capital española, por lo tanto, se podrá llegar a Miluna tras un viaje de apenas una hora en auto.

Cada “luna” tendrá una superficie de 30 metros cuadrados y dispondrá de un jardín privado con plantas aromáticas. Los turistas encontrarán en el cuarto un telescopio, un calendario lunar y libros para que puedan sacarle el máximo provecho a la experiencia.

El desayuno que se servirá en todas las burbujas será realizado con ingredientes locales y de estación. Miluna indica que se podrá elegir opciones vegetarianas, veganas y adaptadas a cualquier clase de intolerancia.

Un flotarium para relajarse, una piscina rodeada de arbustos y bicicletas para recorrer la zona también formarán parte de la propuesta de Miluna destinada a que sus huéspedes vivan momentos inolvidables.

Para hospedarse en este hotel a cielo abierto, habrá que desembolsar desde 189 euros por noche. Las reservas ya se encuentran abiertas, así que solo es cuestión de hacer cuentas y, si el presupuesto lo permite, animarse a pasar la noche en un cuarto con vistas panorámicas en medio de una atmósfera bucólica. Seguramente, unos días en Miluna ayuden a reducir el nivel de estrés y a retomar la vida cotidiana con otra energía.



Texto: Redacción Sólo Líderes