Solo Lideres
Mariana Fabbiani, una artista multifacética

Mariana Fabbiani, una artista multifacética

De participar en un videoclip de Luis Miguel a ser una exitosa conductora de televisión: la nieta del recordado Mariano Mores lleva décadas cautivando al público con su versatilidad, carisma y humor.

Antes de llegar a las tardes del Trece con “El diario de Mariana”, el ciclo que entre otros lujos le ha permitido tener en el estudio a Mirtha Legrand para entrevistarla y rendirle homenaje, la hija de Silvia Mores recorrió un extenso camino plagado de éxitos pero condimentado también con algunos fracasos que la ayudaron a crecer.

Tras dar sus primeros pasos como modelo y aceptar proyectos laborales en el exterior, Mariana Fabbiani se animó a sumar experiencia dentro del mundo de la actuación. Al revisar los archivos es posible encontrarla en escenas de “Son de diez”, “Mi familia es un dibujo” y “Montaña rusa”, por ejemplo. Por otra parte, en más de una oportunidad cantó delante de cámara: seguramente, muchos recuerdan el pegadizo hit que decía “¡Qué ricas son las papas con un poco, poco, poco de tomate!”.

Con su llegada a Perdona Nuestros Pecados (PNP), programa en el cual acompañó a Raúl Portal, logró cautivar a la platea con su simpatía y su sonrisa casi permanente. Cabe destacar que ese proyecto televisivo estuvo vinculado a su vida privada ya que durante una década mantuvo una relación sentimental con Gastón Portal, su marido entre marzo de 2003 y 2005.

“Mariana de casa”, “El ojo cítrico”, “RSM” y “El artista del año” fueron otros envíos que le permitieron continuar vinculada a la conducción, un rol que desarrolló con su habitual frescura cuando le tocó asimismo estar al frente de los Martín Fierro o de “Un sol para los chicos”.

Varios premios respaldan la labor como conductora de esta mujer querida y respetada por el público que, junto al productor Mariano Chihade, formó una hermosa familia. Matilda y Máximo son el fruto de ese amor.

Mariana Fabbiani ha logrado, con el paso del tiempo, despegarse de la fama de sus familiares y ganarse por mérito propio el cariño de los espectadores y el respeto de sus colegas. Aún joven, le quedan muchos años por delante para seguir afrontando desafíos profesionales que le permitan desplegar su talento artístico.
 



Texto: Redacción Sólo Líderes