Solo Lideres
Amazon Go, un supermercado vanguardista sin cajeros

Amazon Go, un supermercado vanguardista sin cajeros

A fines de enero, la compañía tecnológica inauguró una tienda en Seattle donde los compradores toman los productos de la góndola y se los llevan sin necesidad de pasar por caja. El pago se realiza luego a través de una app.

Ir al supermercado puede ser motivo de disgusto y no solo por los precios: tener que esperar largos ratos simplemente para abonar la compra genera molestias. Para evitar esos malos momentos, Amazon ideó un establecimiento sin cajas ni cajeros.

Amazon Go es el nombre del supermercado que se encuentra en la ciudad estadounidense de Seattle. A través de una tecnología bautizada como Just Walk Out que combina diversos recursos, los clientes pueden recorrer las góndolas, tomar los productos que desean y llevárselos. El proceso de pago se concreta después, cuando Amazon envía la factura correspondiente y carga el monto a la cuenta del comprador.

Para disfrutar esta experiencia novedosa, se necesita una cuenta de Amazon y la aplicación Amazon Go en un iPhone o un smartphone con Android. Al llegar a la tienda, el usuario debe usar la app para ingresar: una vez adentro, puede empezar a poner los productos en su bolsa de compras y después retirarse sin hacer ningún otro trámite.

Lo que hace la tecnología Just Walk Out mediante sensores es registrar cada producto que el comprador levanta de la góndola y añadirlo a un carro virtual. Por eso, finalizada la compra, llega la factura mediante la app y el pago se hace en la cuenta de Amazon.

Amazon Go abre sus puertas de lunes a viernes de 7 de la mañana a 9 de la noche en un edificio de 1.800 metros cuadrados que se encuentra en 2131 7th Ave. Es importante mencionar que, aunque no hay cajeros, sí trabajan numerosos empleados en el lugar, desde repositores hasta cocineros pasando por trabajadores dedicados a asistir a los clientes.

Más allá de que Amazon Go recién está dando sus primeros pasos, hasta el momento la promesa de Amazon de “comprar sin hacer filas” no se está cumpliendo: el interés generado por el supermercado hace que se generen largas colas en la puerta. Además varios usuarios ya reportaron cobros incorrectos y hasta robos de mercadería. La compañía deberá trabajar para optimizar un sistema que, pese a sus falencias, genera una gran expectativa
 



Texto: Redacción Sólo Líderes