Solo Lideres
El streaming no deja de crecer

El streaming no deja de crecer

La distribución de contenidos multimedia a través de Internet sigue expandiéndose y modificando el consumo de bienes culturales. A propuestas ya instaladas como Netflix y Spotify se sumarán nuevos actores que prometen continuar con la revolución.

Muchas actividades que formaban parte de nuestra vida cotidiana han desaparecido en los últimos años. Así como cada vez menos gente se acerca a una disquería a comprar un CD, también disminuye el número de personas que encienden la televisión a un horario específico para ver un programa determinado. De a poco, el mundo virtual en general y el streaming en particular empiezan a dominar la mayoría de los consumos culturales y de entretenimiento.

El streaming, es decir la posibilidad de acceder a los contenidos directamente a través de Internet, sin necesidad de descargarlos previamente, ya se incorporó a la vida de millones de personas en todo el planeta. Si ir a una disquería es una acción demodé, descargar un álbum también es cosa del pasado. Ahora, para escuchar música, alcanza con recurrir a Spotify o a algún servicio similar. Las señales AM y FM también empiezan a quedar definitivamente atrás y no hay radio que no transmita en vivo a través de la Web, llegando de manera directa a computadoras y teléfonos.

La televisión on demand o bajo demanda, por su parte, sigue ganando espacio. Elegir el horario y el dispositivo en el cual ver un programa resulta demasiado cómodo como para adaptarse a las preferencias de los programadores de los canales de TV. Por eso Netflix y compañía crecen sin pausa.

El deporte profesional, en este marco, apuesta decididamente por el streaming. La NBA, por ejemplo, marca tendencia desde hace años con el NBA League Pass para ver sus partidos por Internet. En Argentina, la Liga Nacional de Básquet tomó el concepto y desarrolló La Liga Contenidos, que invita a disfrutar los juegos vía Web, en HD y de forma gratuita.

Mientras el streaming sigue creciendo de múltiples maneras, hay una plataforma que continúa liderando las preferencias: YouTube. Precursor en la difusión de videos online, el servicio también es utilizado por los usuarios para escuchar música (sin prestar atención a la pantalla) y ver transmisiones en vivo, dos cuestiones que, en los inicios del sitio, no eran contempladas.

A través de diversos caminos, en definitiva, el streaming siempre logra imponerse. Y va por más: Remix (otra apuesta musical de YouTube), GeForceNOW (videojuegos sin descarga) y Redbox (TV y películas bajo demanda) son nuevas alternativas que están listas para su lanzamiento o dando sus primeros pasos. El público, agradecido por las opciones.
 



Texto: Redacción Sólo Líderes