Solo Lideres
La industria textil, revolucionada por la tecnología

La industria textil, revolucionada por la tecnología

Usar ropa con implementos tecnológicos es cada vez más frecuente: ya es común ver gente luciendo remeras o zapatillas equipadas con luces LED, por ejemplo. Sin embargo, la tendencia seguirá acentuándose y orientándose a las prendas inteligentes.

De una forma u otra, la tecnología siempre estuvo presente en las prendas de vestir. En los últimos años, de todos modos, esa presencia se hizo más notoria, aunque generalmente vinculada a lo estético. Pocos chicos pueden resistirse a las zapatillas con luces LED que se iluminan cuando caminan, corren o saltan; a los más grandes, los seduce vestir remeras audiorítmicas con colores que cambian al ritmo de la música.

Más allá de los detalles visuales, los avances tecnológicos pueden integrarse a la vestimenta para sumar comodidad y facilitar ciertas tareas. Google se asoció a Levi’s para crear una campera inteligente que permite a quien la lleva puesta contestar llamadas telefónicas o controlar el volumen de la música del celular con solo tocar la tela.

Otras opciones en desarrollo son camisetas que tienen calefacción incorporada y vestidos con sensores que reaccionan cuando alguien se acerca. Pero tal vez lo más interesante que promete traer la ropa del futuro es la posibilidad de controlar parámetros de salud de manera automática.

OMsignal es una empresa que ideó distintas prendas capaces de tomar datos biométricos de la persona. Sus camisetas y corpiños disponen de sensores especiales que permiten medir la frecuencia respiratoria, registrar un electrocardiograma y contabilizar las calorías quemadas. La información que se obtiene del propio cuerpo se almacena en un dispositivo instalado en la misma prenda, que puede transmitirse a un smartphone o a otro aparato electrónico.

Todo indica que, en un futuro no tan lejano, a la hora de comprar ropa no pesarán solamente los mandatos de la moda o los criterios estéticos: el calzado, la ropa interior, los pantalones, las remeras, las camisas y las camperas podrían convertirse en aliados para operar teléfonos y otros aparatos e incluso para cuidar la salud. Los tiempos en los cuales la vestimenta era para cubrir zonas pudorosas y para no tener frío empiezan a quedar cada vez más lejos…
 



Texto: Redacción Sólo Líderes