Solo Lideres
Conrad Engelhardt convierte corchos en obras de arte

Conrad Engelhardt convierte corchos en obras de arte

El corcho es un material muy versátil que puede utilizarse de múltiples maneras. Para el artista Conrad Engelhardt, los clásicos tapones de las botellas de vino son la materia prima ideal de sus cuadros.

Luego del descorche de una botella de vino, comienza una vida diferente para el corcho en cuestión. En muchos casos, el recorrido es efímero ya que el tapón termina rápidamente en el cesto de basura. Pero otros corchos, en cambio, son bendecidos con una segunda oportunidad.

El californiano –radicado en Inglaterra– Conrad Engelhardt forma parte del grupo de personas que desean darle nuevas chances a los corchos que se extraen de las botellas. Este artista y químico y su esposa son amantes del vino y siempre tuvieron la costumbre de guardar los tapones. Al darse cuenta que estaban ocupando mucho espacio, Conrad decidió reciclarlos a través de la creación de cuadros.

El resultado de la experiencia lo dejó conforme y por eso se puso en contacto con restaurantes de Londres para solicitarles los corchos usados y así incrementar su producción artística.

Engelhardt no solo reutiliza los corchos: también aprovecha las manchas de vino para crear o colorear dibujos. De esta manera prescinde de la pintura sin resignar colorido.

Este creativo, por lo tanto, se dedica a seleccionar los corchos apropiados según su idea original para luego organizarlos de la mejor forma posible. Al ordenar de un modo específico cientos o miles de corchos en una obra, puede desarrollar todo tipo de representaciones.

La especialidad de Engelhardt son las siluetas y los rostros femeninos: el artista incluso se ha animado a retratar a Marilyn Monroe con los tapones de las botellas. Muchas de sus creaciones incluso son exhibidas en los propios restaurantes que aportaron el material.

El pintor francés George Seurat, el fotógrafo estadounidense Chuck Close y el movimiento impresionista son las principales influencias de Engelhardt, quien desarrolla la técnica del puntillismo: combina diferentes tonalidades que, en los ojos del observador, se funden produciendo un nuevo tono.

Lutyens y The Boundary están entre los restaurantes que se sumaron a esta cruzada artística y ecológica de Conrad Engelhardt, cuyos cuadros, por sus características, se aprecian mejor a una cierta distancia que estando cerca.
 



Texto: Redacción Sólo Líderes