Solo Lideres
Surf y pintura, las pasiones del artista de la naturaleza

Surf y pintura, las pasiones del artista de la naturaleza

Sean Yoro, popularmente conocido como Hula, es un hawaiano afincado en Nueva York que desarrolla cuadros semisumergidos. Mientras hace equilibrio sobre una tabla, plasma en diversas superficies su impresionante talento artístico.

El océano lo sedujo desde edad temprana y lo impulsó a practicar surf durante muchos años. Ya de adolescente, lo cautivaron los tatuajes y los grafitis. ¿Qué surgió al combinar todos esos intereses? Una práctica creativa que lo sacó del anonimato y le permitió exhibir su habilidad para el dibujo y la pintura desde entornos costeros a los que decora mientras se mantiene parado o sentado sobre una tabla de surf. Para garantizar su seguridad y no perder la estabilidad, cuando los escenarios son frágiles y peligrosos también hace uso de anclas y de cuerdas.

El hawaiano Sean Yoro, quien firma sus obras como Hula, lleva tiempo asombrando a mucha gente con murales que elabora con pintura al óleo vegetal – para que ningún material resulte tóxico ni contaminante – inspirado, esencialmente, en la figura femenina para mantener la armonía con el entorno donde aparecen ya que, de acuerdo a sus palabras, numerosas culturas suelen darle a la naturaleza atributos propios de la mujer.

Desde una cuenta en Instagram denominada The_Hula donde no deja de acumular seguidores, este artista va mostrando cómo, a partir de sus trabajos, las superficies de muelles abandonados, barcos semihundidos, fragmentos de hielo y paredes abandonadas lucen embellecidas. Las jóvenes que él pinta a veces están pidiendo ayuda para no ahogarse, en otras ocasiones parecen estar desnudas refrescándose y cubriéndose con agua sus partes íntimas y hay también musas que lucen dormidas, se muestran reflexivas o con actitud de provocación.

Darle protagonismo a bloques congelados mediante su actividad artística, aseguró este creativo en una oportunidad, es una acción que tiene como objetivo llamar la atención de la humanidad sobre el impacto mundial que tiene el incremento del nivel del mar y las consecuencias que genera el cambio climático.

Como suele suceder frente a toda pintura, las obras de Hula impactan, despiertan emociones y estimulan los sentidos, dejando en cada espectador una huella asociada a la historia que él imaginó al observarlas. Por fortuna, este artista deja registros visuales en las redes sociales ya que es muy difícil apreciar sus murales en vivo y en directo: por estar al aire libre y cerca del agua, estos diseños suelen tener una existencia muy breve.
 



Texto: Redacción Sólo Líderes