clear
Tendencia

Microblading, el secreto de las cejas perfectas

Para embellecer la mirada es fundamental prestar atención a la apariencia de las pestañas y, en especial, a la forma de las cejas. Para satisfacción de muchas mujeres, existe una técnica para rellenar de manera delicada esa zona del rostro.
ENVIAR POR E-MAIL
La palabra mágica para quienes se cansaron de lucir cejas depiladas y finitas es “microblading” ya que así se ha bautizado a un método de maquillaje semipermanente que apunta a darle forma y relleno a los vellos ubicados por encima de los ojos, tratando de lograr que el resultado sea lo más natural posible.

Esta técnica que se ha puesto de moda en los últimos tiempos se basa en un procedimiento manual para pigmentar las áreas vacías de las cejas y otorgarles forma. Es ideal para corregir errores por una depilación excesiva y para brindarle volumen y cuerpo a las cejas extremadamente finas.

Según se cuenta, este tratamiento comenzó a hacerse popular en territorio estadounidense en 2015 y, desde entonces, no deja de implementarse en otros rincones del mundo por la elevada demanda.

De acuerdo a quienes recomiendan la técnica de microblading, esta alternativa es mejor que los tatuajes y la micropigmentación porque la aplicación manual y sutil de pigmentos minerales hipoalergénicos en la epidermis da como resultado una apariencia más precisa y natural. En función de los requerimientos de la persona a tratar, además, es posible optar entre cejas 1D o con efectos 3D o hasta 6D, en uno o más tonos de color.

Cabe destacar que unas pocas horas son suficientes para gozar por un tiempo prolongado de los beneficios estéticos del microblading, pero antes de exponer el rostro a este procedimiento que requiere la aplicación de una crema para anestesiar la zona a trabajar es imprescindible asesorarse con profesionales y conocer en detalle en qué consiste este plan. Aunque la idea puede entusiasmar de inmediato, siempre es preferible invertir tiempo en acumular información para minimizar riesgos y evitar estafas. Quienes padecen problemas vinculados a la cicatrización, tienen hipertensión, son diabéticas o están embarazadas, por ejemplo, no deberían exponerse a este método ya que podría generarles serios problemas de salud.
 
Texto: Redacción Sólo Líderes
File: inc_view_static_content.htm
TAPA LÍDERES
clear
clear
File: frontend_view_content.htm