Solo Lideres
21 Royal, el restaurante más caro y lujoso de Disney

21 Royal, el restaurante más caro y lujoso de Disney

Disneyland es la materialización perfecta del universo ideado por Walt Disney, una tierra de sueños para millones de niños y adultos que solo quieren divertirse. Pero más allá de los juegos y los espectáculos, también alberga un rincón gourmet exclusivo.

Walt Disney comenzó a pensar en la construcción de un parque temático en la década del ’40, como una manera de diversificar las fuentes de ingresos de su compañía. En 1955, el proyecto se convirtió en realidad con la inauguración de Disneyland Park en Anaheim, una bella ciudad de California.

La intención de Disney, por supuesto, era atraer a la mayor cantidad posible de visitantes. Sin embargo, también pensó en una zona de acceso restringido, destinada a ejecutivos, inversores y personalidades: el Club 33. La membresía de este club privado otorga diversos beneficios, como la posibilidad de comprar y consumir bebidas alcohólicas, algo prohibido en el resto de Disneyland.

Semanas atrás, se produjo un hecho histórico para el Club 33 y para el parque temático de Disney en general. La residencia que Dorothea Redmond –diseñadora de producción de “Lo que el viento se llevó” y otras películas– ambientó para que Walt Disney compartiera con su esposa Lillian, abrió sus puertas al público en general convertida en un restaurante llamado 21 Royal.

La muerte de Disney había hecho que el lugar quede en desuso. En 2014, tras una remodelación, fue inaugurado el restaurante, aunque limitado a los socios del Club 33. La novedad es que ahora al restó puede ir cualquier persona… que tenga el dinero necesario para hacerlo.

Es que 21 Royal no funciona como un restaurante tradicional, sino que invita a vivir una “experiencia” que incluye una recepción con cócteles, una recorrida por la casa, un menú de siete platos diseñado por los chefs Andrew Sutton y Justin Monson y un postre que se ofrece en un balcón privado con vista panorámica. El servicio está orientado a grupos de hasta doce personas con un costo de 15.000 dólares. De la cifra se desprende que, si la reserva es realizada por un conjunto de doce individuos, el precio de la velada es de 1.250 dólares por comensal (casi 20.000 pesos). Si los visitantes son menos, resulta aún más caro.

Las vacaciones familiares en Disneyland pueden ser aún más especiales con un paso por 21 Royal. Eso sí: el bolsillo posiblemente experimente las consecuencias de esa noche inolvidable durante mucho tiempo.
 



Texto: Redacción Sólo Líderes